te amo Perú

Seguidores

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 20 de marzo de 2013

PERDÒN SEÑOR PORQUE HE PECADO

haz clip en el nombre y ve el original
 Vilma Lilia Osella (haz clip en el nombre y ve el original)es una @miga poeta de la UHE a quien doy las gracias por su amor a lo nuestro, por ello publico su poema espero que la visiten y comenten....gracias@miga por compartir tus letras.
ADELA 
 Oh Señor. ¡Perdón porque he pecado!
Visité al Perú y  le he robado:
 yo tuve boscajes sobre mis brazos
cuando vi la selva nacer de la piedra
en la entraña de los Andes
y un viento con aves rebasó mi cabeza
cuando avisté el cóndor blanco

en las cimas heladas. Y me traje conmigo
la luminosidad del Inti,
ese dios Sol que mueve el horizonte Inca
padre de la “hermosa luz” que hace hermosos
al resto de los cuerpos del universo.
Y a la luna plateada del Imperio del Tawantisuyu.
aquél colosal imperio de "los cuatro mundos".
Quilla o Mama Killa": diosa , también hermana y esposa

del dios Inti e Hija del dios Viracocha.
Ella me convirtió en sirena de ojos verdes
para que reine en la selva
y en sirena de río a la vera del Urubamba
que mueve sus aguas claras alrededor del camino

hacia Machu Pichu y lleva
 la fuerza del oleaje de una orilla a otra orilla.

Me he lanzado bajo la sombra de las rocas
a rescatar el sol del techo de la tierra
y me hundí en la dulce mirada de la llama
y la vicuña como la piel de una res vieja.
Empujé con mis pocas fuerzas
 los muertos atascados en el lodo
en el Parque Nacional Cusqueño
y envolví en mis cabellos la fuerza
de los agricultores y los chamanes
de los arquitectos y del hombre del pueblo
que rescató el oro, la plata y la piedra
de la piedra y los traje conmigo
como una cinta puliendo mis carnes.

Y cuando el viento de esos terruños
 me llevó a una extraordinaria exposición
de pesada piedra labrada, celebré el espacio y las estrellas
las montañas y la Pacha Mama desde la cresta puntiaguda
del Machu Pichu, desde la torre redonda donde el Inca
 llevó a cabo su siembra y su cosecha, donde colocó aberturas
en las paredes para tomar el sol en los solsticios.
Donde construyó templos a la Luna  el Sol  el Cóndor y   la Pacha Mama.

 No me sorprendió el soroche y su cansancio

y consideré beber un trago de hojas de coca
que apenas levantó mis olas
y me fui con mis hojas amarillas a la Plaza de Armas
al viejo centro colonial de la ciudad de Cusco
dominado por la catedral a admirar la colección
de arte de la escuela cusqueña y la mezcla
de influencias indígenas y europeas que encarnan
la asimilación cultural que se fusionó aquí después de la conquista.
Y sí ¡perdón Señor porque he robado!

Cubierta de un vapor rojizo apagado por la bruma
 traje conmigo navegando en mis ojos todas esas bellezas
y las guardé en esas partes donde soy profunda
y tengo mis peces brunos.
Y hoy aquí en mi tierra confieso avergonzada
 levanto la cabeza pongo mis manos sobre mis escamas
 pero me voy de bruces tras esos recuerdos
de cuando fui sirena, cuando tuve luces y vestiduras blancas
cuando atrapé la leyenda del Señor de Huanca
cuando las seis mil formas de orquídeas se pegaron a mi alma
cuando el Ñujch’u “mezcla de miel y lucero”
flor del Taytacha Temblores me convirtió en terciopelo.

Mi promesa es contarlo para que todos griten que el Inca te contagia
de fortaleza  de fervor  de amor hacia esa Tierra Andina
que guarda la danza ritual de las Vestales.
Esa Tierra que esparce esplendorosa
los colores deslumbrantes del Incario
y asimila a Jesús en el regazo de Mamacha Belén
coronada de ch’askas: las refulgentes estrellas del Cielo.

¡Perdón Señor! Doy testimonio. Y estoy redimida.
 No por mis méritos sino por tu inmensa piedad. Y me lleno de Paz
por tus bondades que todo lo saben y comprenden.
 
Vilma Lilia Osella
Verano de 2013




machu picchu

No hay comentarios:

Publicar un comentario